Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de cookies
Sala de prensa

Sala de prensa

Un nuevo camión se suma a la flota de matenimiento de alcantarillado

Noticias |

Emalcsa y el Concello de A Coruña acaban de incorporar un nuevo camión a la flota de limpieza y mantenimiento del alcantarillado. El vehículo, en el que se invirtieron más de 230.000 euros, está dotado de los últimos avances tecnológicos del sector así como de seguridad para lo personal operario del incluso, y sustituye a uno de menor capacidad.

Así, desde hoy, A Coruña cuenta con cuatro vehículos hidrolimpiadores que tienen la capacidad de transportar 12 metros cúbicos mediante dos depósitos, uno de 7 para lodos, y otro de 5 para agua limpia, para mantener en perfecto estado los conductos subterráneos.

A a presentación del vehículo acudieron la concejala de Medio Ambiente, María García, y el director general de Emalcsa, Jaime Castiñeira. La responsable municipal señaló que el alcantarillado de A Coruña cuenta con 537,50 km de tuberías, y recibe todos los residuos industriales y de los domicilios localizados en el tenérmelo municipal, en un recorrido que cuenta con 21.000 pozos de registro, 15.000 sumidorios de pluviales y 20 instalaciones de bombeo.

Segundo subraya la edil, el Ayuntamiento retira, con sus propios medios, "alrededor de 400 toneladas anuales de residuos sólidos al año", que se llevan al gestor autorizado para su tratamiento, "y que se suman a los que se deben gestionar por la estación depuradora de Bens, que se aproximan las 900 toneladas anuales".



En relación a la disminución de las cantidades de residuos que llegan a la depuradora, la concejala aboga por la sensibilización y corresponsabilida alrededor de la problemática. Toallitas, colillas y artículos de higiene personal, cuando no rematan directamente en el mar, son causantes de muchos atascos y problemas en alcantarillas. La ciudadanía puede contribuir a mejorar mucho esta situación.

"Hace falta ser consciente de esta problemática y procurar separar debidamente los residuos en origen, depositándolos en su sitio. También en el hogar", destaca García, quien recuerda que la eliminación de este tipo de residuos en la depuradora "cuesta alrededor de 250.000 euros anuales".

Últimas noticias