Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de cookies
Sala de prensa

Sala de prensa

50 años de gestión pública del agua en A Coruña

Noticias |

En este 2017 se celebra el 50 aniversario del inicio de la gestión 100% pública del agua en A Coruña. En 1967, el Ayuntamiento asumió el control pleno de la Sociedad de Aguas de La Coruña, que llevaba más de 75 años saciando la sed de la ciudadanía herculina.

En aquellos momentos, la red de suministro de agua se estaba quedando pequeña. El crecimiento de poblacional de A Coruña había sido espectacular, y el caudal del Río Mero no era suficiente para cubrir la demanda de los nuevos barrios que habían surgido.

La solución estaba sobre la mesa: construir un embalse en Cecebre que permitiese reducir la dependencia estacional del río. El proyecto, diseñado por Luciano Yordi, ofrecía una respuesta clara. Pero la empresa no podía asumirla con su propio capital, y la legislación vigente solo permitía a las empresas públicas solicitar ayudas del Estado.

El paso hacia la municipalización

Así que Aguas de La Coruña tuvo que hacerse pública. El Ayuntamiento ya controlaba el 85% de las acciones, y tomó la decisión de hacerse con el 100%, lo que equivalía a la municipalización del servicio. En 1967 dimitió en pleno el Consejo de Administración de la empresa, presidido por Pedro Barrié de la Maza –un año antes ya había dimitido el anterior presidente Demetrio Salorio– y, tras los cambios pertinentes, comenzó a funcionar en 1968 ya bajo control municipal. El nuevo presidente fue Julio Sánchez Chas, concejal de Hacienda, que mantuvo a Ricardo Fernández-Cuevas como director gerente. En 1974 comenzarían, por fin, las obras del embalse de Cecebre.

Pero, administrativamente hablando, Aguas de La Coruña seguía siendo una empresa en régimen privado, lo que generaba algunos problemas, como las dificultades para ajustar las tarifas del servicio. Eso llevó a la creación, el 7 de julio de 1978, de la Empresa Municipal de Aguas de A Coruña (Emalcsa).

Un cambio largo y trabajoso

El proceso de absorción de Aguas de La Coruña por parte de Emalcsa fue largo y trabajoso, por lo que ambas sociedades convivieron durante casi once años. Hubo que esperar hasta el 16 de febrero de 1989, fecha en la que el alcalde Francisco Vázquez, aún presidente de Aguas de La Coruña, y Federico de la Fuente, presidente de Emalcsa, firmaron la disolución de la antigua empresa.

Nacía así una entidad con plena titularidad pública. El Consejo de Administración de Emalcsa pasaba a estar presidido por el alcalde. Entraron a formar parte del mismo dos concejales y seis representantes de los usuarios, junto a los ayuntamientos limítrofes y otras administraciones públicas competentes.

Hoy Emalcsa funciona como una empresa totalmente pública, modelo de eficiencia y compromiso con la ciudadanía. Es orgullosa heredera de 114 años de experiencia en la gestión del agua, desde la fundación de la Sociedad de Aguas de La Coruña en 1903. Más de un siglo marcado por la innovación, la calidad y la capacidad de adaptarse a los nuevos retos.

Últimas noticias