Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de cookies
Sala de prensa

Sala de prensa

En el Día Mundial del Agua, Emalcsa renueva su compromiso con el Derecho al Agua

Noticias |

La Empresa Municipal de Aguas de A Coruña cuenta con un bono social que garantiza que los hogares con menos recursos tengan acceso al agua, en colaboración con los Servicios Sociales del Concello de A Coruña.  Emalcsa ha concedido nos últimos dos años bonificaciones en la factura a más de un millar de hogares, que de este modo ven protegido su derecho al agua y reciben ayuda para evitar la exclusión social.

 


Así, en 2017 el bono social de Emalcsa llegó a 213 domicilios, a 488 en 2018 y la más de 300 en lo que llevamos de año 2019. Es una muestra del compromiso de Emalcsa con el derecho al agua, reconocido por la ONU desde 2010 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y reivindicado hoy, en el Día Mundial del Agua. Como corresponde a una empresa pública, Emalcsa emplea sus recursos en beneficio de la ciudadanía.

Las personas que perciben la Renta Social Municipal, la RISGA de la Xunta o un subsidio equivalente no pagan nada por el recibo del agua en nuestra ciudad. Además, si los ingresos del hogar no llegan a lo indicado por el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, fijado en 537,84 euros al mes por persona en 2018), sólo pagan el 25% de la tarifa. En el caso de los domicilios cuyos recursos no superen el 150% del IMPREM (806,76 euros al mes por persona en 2018), la bonificación es del 50% de la tarifa.

Existen, de igual modo, bonificaciones para hogares con más de tres personas empadronadas, aplicando un tramo de tarifa menor a lo que corresponde por consumo.

 

Un compromiso para no dejar a nadie atrás

Hoy, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del agua, cuyo lema es No dejar a nadie atrás.  Se impone, por tanto, un uso responsable y un esfuerzo especial para garantizar que todas las personas, sin importar sus condiciones económicas, tengan derecho al agua. Sin agua no hay vida, y está en nuestra mano acercarla a todos los hogares. En Emalcsa lo tenemos claro.

Como señala la ONU, los recuros hídricos juegan un papel básico en la reducción de la probreza y en la sostenibilidad ambiental. El agua es un elemento de bienestar y crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de las personas: mejora la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y sirve de medidor del estado del planeta. ES un recurso escaso, y todo apunta la que lo va a ser más la causa del cambio climático. Por eso tenemos que gestionarla de forma responsable, sostenible y equitativa.

Últimas noticias